El Papa Francisco entregó fragmentos de lo que algunos creen que pertenecen a la cruz en la que murió Cristo. Este gesto busca la unión entre las iglesias. Los fragmentos se añadieron a la Cruz de Gales que llevará el monarca en el cortejo de la Coronación. El reverendo Andrew John, arzobispo de Gales, explicó a CNN que este es un gesto altamente simbólico que impactará a toda la Commonwealth of Nations.

Ver Más noticias…