Beatriz Flamini, una experta alpinista y escaladora de 50 años, vivió 500 días en una cueva sin contacto con el mundo exterior. Su experiencia fue supervisada por científicos, que están tratando de aprender más sobre cómo el aislamiento social y la desorientación temporal extrema afectan la percepción del tiempo, según informes de Reuters y EFE.

Ver Más noticias…