¿Qué pasó con el soldado estadounidense encarcelado en Corea del Norte y qué podría venir después?

(CNN)– Por primera vez en décadas, se cree que un soldado estadounidense está bajo custodia norcoreana. Ese es un escenario que podría causar un dolor de cabeza diplomático para Estados Unidos, ya que, junto con su aliado Corea del Sur, intenta mantener la presión sobre Pyongyang mientras la nación aislada aumenta sus pruebas de misiles balísticos y su retórica belicosa.

El Ejército de EE. UU. identificó al soldado que cruzó la línea de demarcación hacia Corea del Norte el martes como el soldado Travis King.

Oficiales militares estadounidenses dicen que King cruzó “deliberadamente y sin autorización” a Corea del Norte mientras realizaba una gira civil por el Área de Seguridad Conjunta, una pequeña colección de edificios dentro de la zona desmilitarizada (DMZ) de 240 kilómetros que ha separado a Corea del Norte y Corea del Sur desde el final de la Guerra de Corea en 1953.

«Creemos que actualmente está bajo custodia (de la República Popular Democrática de Corea) y estamos trabajando con nuestros homólogos (del Ejército Popular de Corea) para resolver este incidente», dijo en un comunicado el portavoz de las Fuerzas de EE. UU. en Corea del Sur, el coronel Isaac Taylor.

Claudine Gates, madre del soldado, quien es de Racine, Wisconsin, se declaró «conmocionada» cuando el ejército estadounidense le dijo el martes que su hijo, identificado como el soldado Travis King, había cruzado la frontera hacia Corea del Norte.

«No me puedo imaginar a Travis haciendo algo así», dijo Gates a ABC.

Gates le dice a ABC News que escuchó de su hijo hace varios días y que le dijo que regresaría a su base en Fort Bliss.

King había pasado 50 días en un centro de detención en Corea del Sur, según dos funcionarios estadounidenses, aunque no está claro cuándo ni dónde estuvo detenido.

Gates le dijo a ABC que solo quiere que su hijo «vuelva a casa».

Esto es lo que sabemos hasta ahora.

Un soldado estadounidense podría ser detenido en Corea del Norte tras cruzar «voluntariamente» la frontera ¿Qué es la Zona Desmilitarizada de la Península de Corea? 1:47 ¿Quién es Travis King?

Leer más  Vídeo de la cronología de la insurrección del grupo Wagner en Rusia

King es un explorador de caballería que se unió al Ejército en enero de 2021. En el momento de su rotación en Corea del Sur, King fue asignado al 6.º Escuadrón, Regimiento de Caballería n.º 1, 1.er Equipo de Combate de Brigada, 1.ª División Blindada de Fort Bliss, Texas, según el portavoz del Ejército, Bryce Dubee.

Los funcionarios estadounidenses no dijeron cuánto tiempo había estado King en Corea del Sur, pero en un momento se enfrentó a medidas disciplinarias por agresión y pasó 50 días en un centro de detención.

No se sabe si King pasó ese tiempo bajo custodia surcoreana o bajo custodia militar estadounidense, pero según funcionarios estadounidenses, en algún momento después de su liberación fue escoltado a un aeropuerto para tomar un vuelo de regreso a Estados Unidos.

En el aeropuerto, los escoltas de King no pudieron pasar un control de seguridad con él, y en algún momento después de eso, abandonó el aeropuerto y luego se dirigió al recorrido del Área de Seguridad Conjunta.

Se cree que King es el primer soldado estadounidense en cruzar a Corea del Norte desde 1982.

¿Por qué importa esto?

Las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte han sido tensas durante décadas, pero las cosas son particularmente difíciles en este momento.

Las tensiones entre Pyongyang y Washington han aumentado a medida que Corea del Norte ha intensificado sus programas nucleares y de misiles en los años posteriores a la ruptura de las conversaciones entre el expresidente estadounidense Donald Trump y el norcoreano Kim Jong Un en 2019.

Esas conversaciones, que abarcaron tres reuniones cara a cara y vieron a Trump convertirse en el primer presidente estadounidense en funciones en cruzar la misma línea de demarcación que King cruzó el martes, terminaron sin avances diplomáticos significativos.

Corea del Norte ha probado misiles balísticos intercontinentales tres veces este año hasta la fecha y acusó a Washington y Seúl de aumentar las tensiones con ejercicios militares y despliegues de armas, incluido el de un submarino de misiles balísticos con capacidad nuclear de la Marina de los EE. UU. en el puerto surcoreano de Busan esta semana.

Leer más  El ministro italiano provoca indignación al decir que la inmigración conduce a la 'sustitución étnica'

El año pasado, Corea del Norte probó más de 90 misiles balísticos y de crucero, incluido uno que sobrevoló Japón desafiando las sanciones internacionales. El aumento de las pruebas ha generado preocupaciones de que se está preparando para una posible prueba nuclear, la primera desde 2017.

Estados Unidos no tiene relaciones diplomáticas oficiales con Corea del Norte. En cambio, la embajada sueca en Pyongyang actúa como enlace para EE.UU.

La zona desmilitarizada de Corea del Norte, el lugar ‘más tenso’ del planeta ¿Cuáles son los riesgos para Travis King?

King está ahora en manos de un régimen unipartidista notoriamente autocrático y opaco que considera a Estados Unidos como un enemigo mortal.

El valor de la inteligencia militar que King podría proporcionar a Corea del Norte es incierto. Como soldado raso, probablemente no tendría acceso a información de alto nivel, pero solo por estar en una instalación militar de los EE. UU., puede hablar sobre cosas como el diseño de las bases o qué unidades y números de tropas hay allí.

Pero como soldado y ciudadano estadounidense, King también proporciona a Pyongyang una moneda de cambio potencialmente poderosa.

El Comando de las Naciones Unidas, que supervisa las operaciones en la DMZ, dijo que estaba «trabajando con nuestros homólogos del Ejército Popular de Corea del Norte para resolver este incidente». Se desconoce qué podría exigir Corea del Norte para devolver a King a la custodia estadounidense.

O Corea del Norte podría usar a King con fines propagandísticos.

Un puñado de soldados estadounidenses desertaron al bando norcoreano en las décadas posteriores al final de la Guerra de Corea, pero no ha habido ninguna deserción reciente.

Y no está claro en este momento cuáles eran las intenciones de King.

Aun así, ha habido muchos casos más recientes en los que ciudadanos estadounidenses han quedado atrapados en Corea del Norte o retenidos bajo custodia, a veces durante largos períodos de tiempo, mientras los funcionarios estadounidenses intentan asegurar su liberación y Pyongyang busca obtener concesiones.

 

Mira cómo es visitar la zona desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur 2:20 ¿Qué ha pasado en el pasado? Así trató Corea del Norte a otros detenidos estadounidenses anteriormente 2:29

Leer más  El Banco Central Europeo eleva los tipos de interés al nivel más alto desde 2001 | Video

El último estadounidense que se sabe que fue detenido por Corea del Norte fue Bruce Byron Lowrancequien, según los medios estatales de Corea del Norte, cruzó de China a Corea del Norte.

Pyongyang acusó a Lowrance de trabajar para la Agencia Central de Inteligencia, pero lo liberó aproximadamente un mes después de su detención, y la Embajada de Suecia en Corea del Norte facilitó su liberación.

El caso reciente más famoso de un estadounidense detenido en Corea del Norte fue el de Otto Warmbier, un estudiante universitario estadounidense que fue allí como turista en 2016.

Su estadía planificada de cinco días se convirtió en una detención de 17 meses después de que fue acusado de intentar robar una pancarta política de su hotel.

Warmbier fue sentenciado a 15 años de trabajos forzados por el cargo, pero fue entregado a las autoridades estadounidenses en 2017. Sin embargo, la condición física de Warmbier era mala y Washington dijo que había sido torturado bajo custodia.

El joven murió menos de una semana después de regresar a Estados Unidos con un daño cerebral severo.

Quizás el caso más famoso de un soldado estadounidense que cruzó a Corea del Norte fue el de Charles Jenkins, sargento del ejército de EE. UU. quien cruzó el norte en 1965 mientras estaba estacionado en una unidad militar estadounidense cerca de la DMZ.

Más tarde, Jenkins afirmó haberse arrepentido de su deserción y culpó de la decisión al alcohol.

Mientras estuvo en Corea del Norte, apareció en películas de propaganda, enseñó inglés a los espías norcoreanos y pasó hasta ocho horas al día estudiando los escritos de los líderes norcoreanos.

Se le permitió salir de Corea del Norte en 2004, dos años después de que a su esposa, una ciudadana japonesa que fue secuestrada de su casa en Japón en 1978, se le permitiera salir de Corea del Norte en virtud de un acuerdo entre Pyongyang y Tokio.

 

Ver Más noticias…