Rusia afirma que los ataques con aviones no tripulados alcanzaron dos edificios no residenciales en Moscú

(CNN)– Drones ucranianos atacaron dos edificios no residenciales en Moscú en las primeras horas de la mañana del lunes y fueron «reprimidos» por las defensas de la ciudad, dijeron las autoridades rusas, describiendo el incidente como un ataque «fallido».

Los ataques no causaron daños graves ni víctimas, dijo el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin, en Telegram el lunes.

El Ministerio de Defensa de Rusia culpó a Ucrania, describiendo el ataque como un «ataque terrorista del régimen de Kiev» y que los dos drones fueron «reprimidos» y se estrellaron en Moscú.

“En la mañana del 24 de julio, se frustró un intento del régimen de Kiev de lanzar un ataque terrorista utilizando dos vehículos aéreos no tripulados contra instalaciones en el territorio de la ciudad de Moscú”, dijo el ministerio en Telegram.

“Dos UAV (vehículos aéreos no tripulados) ucranianos fueron suprimidos por medio de guerra electrónica y se estrellaron”, agregó el ministerio.

ANÁLISIS | Ataques con drones en la capital llevan la guerra de Ucrania a Rusia

Según el medio estatal ruso TASS, un dron golpeó un centro comercial de gran altura en la avenida Likhacheva en Moscú.

TASS informa que se encontraron restos de drones en la avenida Komsomolsky en Moscú este lunes por la mañana. TASS dijo que, según los informes iniciales, no hubo víctimas.

Los servicios policiales y de emergencia están trabajando actualmente en el lugar, según TASS.

El tráfico en la avenida Komsomolsky desde el centro de Moscú hasta la región ha sido bloqueado, informó TASS, citando al Departamento de Transporte y Desarrollo de Infraestructura Vial de Moscú.

Leer más  Las familias de los rehenes elevan el tono contra Netanyahu: “No pasaremos otra noche de sufrimiento” | Internacional

CNN no pudo verificar de forma independiente los informes.

Un oficial de policía bloquea una carretera después de un ataque con drones en el centro de Moscú el 24 de julio de 2023. (Crédito: Shamil Zhumatov/Reuters)

El ataque informado se produce después de que los misiles rusos dañaran gravemente una catedral ortodoxa histórica en la ciudad portuaria de Odessa, en el sur de Ucrania, lo que provocó indignación y llevó al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky a prometer represalias.

Los ataques de Odessa mataron al menos a una persona e hirieron a varias más, dijeron funcionarios ucranianos, el último de una ola de ataques en la ciudad portuaria. Los ataques también destruyeron otros edificios históricos, dijo el Ministerio de Cultura de Ucrania.

Ucrania rara vez asume públicamente la responsabilidad por los ataques que han tenido lugar en suelo ruso durante el curso de la guerra que Moscú inició cuando invadió en febrero del año pasado, desatando su poderío militar sobre su vecino democrático.

Estos incluyen un ataque con drones en Moscú en mayo, que dañó dos edificios e hirió a dos personas en el que Ucrania negó su participación directa.

A principios de este mes, Rusia dijo que había «destruido o neutralizado» cinco drones ucranianos en lo que describió como un ataque «terrorista».

Ver Más noticias…